Yacimientos

Yacimientos cerca del albergue de Millares

El municipio de Millares cuenta con una amplia colección de pinturas rupestres, catalogadas como Patrimonio Mundial por la UNESCO. Un yacimiento de icnitas de dinosaurio de los más representativos de la Comunitat Valenciana en la rambla del Tambuc, con más de 400 huellas.

El Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica es Patrimonio Mundial de la UNESCO desde 1998. En la lista creada para su declaración, Millares aportaba 13 yacimientos constintuyendo junto a los pueblos del Macizo del Caroig una de las concentraciones más importantes, por número y calidad, de Arte Rupestre de la Península Ibérica.

Yacimiento icnológico del Tambuc

El yacimiento de icnitas de dinosaurio de Tambuc se compone de más de 400 huellas dispersas sobre el lecho de la Rambla del Tambuc, algunas de ellas ordenadas en rastros de considerable longitud. Las icnitas fueron producidas hace más de 80 millones de años por dinosaurios ornitópodos y terópodos que se desplazaban por extensas llanuras litorales puestas al descubierto durante las fases de marea baja. La alta densidad de icnitas de algunos sectores indica que, en su momento, debió ser un lugar de paso muy frecuentado por esta variedad de dinosaurios bípedos.

Ha sido acondicionado para su visita. Dispone de un área de estacionamiento y de un centro de información provisto de paneles informativos.  Se han instalado pasarelas y plataformas provistas de atriles que muestran planos de los afloramientos, y se ha diseñado un itinerario señalizado que permite recorrer los principales sectores del yacimiento.

El abrigo de los Chorradores

En las proximidades de Millares, en la partida de las Ombrías se abre una pequeña cavidad que cobija los restos de la actividad humana de hace más de 6.000 años. El Abrigo de los Chorradores es un yacimiento de Arte Rupestre Levantino en el que, a pesar del paso tiempo y las inclemencias meteorológicas, se ha conservado una singular escena de recolección de miel en la que, a partir de una oquedad natural se puede ver una figura humana, cargada con un capazo o cesta, trepa por una cuerda rodeada de abejas que revolotean a su alrededor.

Visita con cita previa; Tlf. 962 51 90 00

El abrigo de Vicent

Hace entre 6.000 y 7.000 años las primeras comunidades neolíticas que ocuparon el Macizo del Caroig i la Muela de Millares también dejaron su huella. Huella pintada en las paredes de los abrigos rocosos en donde plasmaron una cosmología formada por arqueros, mujeres y animales entrelazados en complejas escenas.

El Abrigo de Vicent, en el barranco del Tambuc, es un magnífico ejemplo de arte levantino en el que, a pesar del reducido número de figuras, compila las principales características de este arte. Por un lado, la viveza en la expresión de sus protagonistas presente en las dos escenas de caza. En una de ellas, un cazador solitario sigue el rastro de sangre dejado por la cabra herida, que moribunda ya, está a punto de desplomarse. En la otra, un grupo de arqueros rodean un ciervo apuntándole con sus arcos.

Por otro lado, uno de los rasgos más llamativos del arte rupestre levantino es el naturalismo de algunas de sus figuras que recogen hasta el último detalle y plasman con gran fidelidad las especies animales representadas. El gran ciervo de la derecha del panel conjuga el naturalismo propio del arte Levantino con la rareza técnica de estar ejecutado marcando simplemente el perfilado de la figura y las “línias de descarnado”, algo muy poco habitual en este horizonte gráfico.

El fácil acceso del yacimiento junto con la proximidad al yacimiento de Huellas de Dinosaurio del Tambuc, hacen del Abric de Vicent un abrigo de arte rupestre ideal para toda la familia y perfecto para iniciarse en la observación y conocimiento del legado gráfico más importante de la Prehistoria.